Mini historia: sobre el amor.de los seres queridos que ya no están…pero que trasciende….

ME VISITÓ EL AMOR EN FORMA DE MARIPOSA…

El alma de Sonia se alegró apenas la vió a lo lejos revoloteando sobre aquel río de aguas claras.

Era una mariposa azul, de una tonalidad intensa y fluorescente.  El color fuerte de sus alas hacía un hermoso contraste con el verde fresco de las hojas de los árboles.  Su presencia llenaba de una festiva alegría todo el lugar.

butterfly-142506_1280

Muchas veces Sonia cruzaba este río y ninguna aparecía, quizás la veían a lo lejos, jugando a las escondidas.

Según su experiencia ésta especie de mariposas vuela sola, se deja ver tan solo unos segundos y luego desaparece.  A veces había visto varios ejemplares pero a cierta distancia una de la otra.

 

Para Sonia cada encuentro con una mariposa azul era algo especial.  Sentía una profunda y significativa conexión con ellas.

butterfly-2028591_1280

Cada que se encontraba con una de ellas, Sonia detenía su vida por unos segundos para admirar  la belleza de ese color azul y contemplar la suave danza de sus alas.  Cada que se encontraba con una de ellas, pensaba en Dios y lo sentía muy cerca.  Siempre lo hacía.

 

Al poco tiempo Sonia siguió su camino agradecida por tan fabuloso encuentro.

 

Lo que ocurrió pocos minutos después fue algo totalmente nuevo e inesperado.

 

Dejando atrás la forma serpenteante de aquel rio, Sonia subía lentamente la ladera de la montaña, montada en su caballo.

 

Era un día soleado y fresco.  Había tranquilidad afuera en el mundo natural y paz interior en el alma de Sonia.

 

Apenas se había alejado unos metros del río, cuando se encontró con otra mariposa.

 

Esta era más pequeña y de color Blanco.

 

No era habitual ver una mariposa blanca radiante de pureza en este rincón del planeta.  

butterfly-1663482_1920

Sonia se alegró y la observó con ternura y sorpresivo deleite.

 

Esta mariposa era especial.  No como todas las otras que apenas sienten que un ser humano se acerca, huyen moviendo sus sedosas alas.

 

Por un tiempo, su nueva amiga blanquecina la acompañó mientras su caballo con dificultad subía la escarpada loma.  

 

La mariposa iba y volvía, revoloteando junto a Sonia, era evidente que la estaba acompañando en su travesía.

 

Sonia no recordaba haber vivido un momento así.  

 

El gozo en su ser era tan inmenso que la alegría se le derramaba y escurría por los costados del corcel que la llevaba a cuestas.  

 

Sonia tan solo se regocijaba con la presencia juguetona de aquel delicado ser vivo.  ¿Cuánto tiempo duraría este momento? Eso nadie lo sabía.

white-5318442_1920

La mariposa no le pertenecía, lo único que podía hacer era disfrutar mientras la tuviera cerca, respetándole la libertad de retomar su vuelo en cualquier instante.

 

Pasado un tiempo para Sonia comenzó a ser claro que se trataba de algo más que un casual y afortunado encuentro. 

 

Esta vez Sonia no solo pensó en Dios, sino en su padre que había muerto hacía unos meses.  Sentía su presencia.  La rodeaba su amor.

 

La emoción iba subiendo de nivel cada que la mariposa blanca se acercaba nuevamente.  

 

De pronto la mariposa desapareció por unos segundos, luego regresó y tranquilamente se posó sobre su brazo.

 

Por varios minutos, una esquiva mariposa detuvo su vuelo y acompañó a Sonia en la escalada de aquella montaña, estaba tan cerca que Sonia podía observar con asombro algunos detalles de ese cuerpo frágil, como sus ultra delgadas patas, las líneas curvas de sus alas y una pequeña línea amarilla que resaltaba en medio de tanto blanco.

 

Los movimientos bruscos del caballo no  lograron espantar a su compañera.  Tampoco se asustó cuando Sonia le tomó tres fotografías con su teléfono celular.

black-veined-white-4336159_1920

De pronto la mariposa levantó el vuelo y desapareció libre volando y perdiéndose en la inmensidad del aire y Sonia continuó su camino con la inmensa alegría de haber sentido muy cerca la presencia de su padre y de Dios. 

 

Y así fue ese momento cuando el amor visitó y abrazó a Sonia en forma de Mariposa.

************** 

Los seres que amas son como esa Mariposa Blanca.  No los puedes agarrar.  No te pertenecen.

 

Disfruta su presencia mientras están contigo y cuando su cuerpo muera y su alma trascienda, en medio de tu dolor, acepta ese gran cambio y sigue tu camino.  

 

El amor no muere ni desaparece, se transforma….

 

Ese amor encontrará la manera de seguir acompañándote….  

road-3133502_1920

Lo hará en forma de Mariposa Blanca o de otras muchas maneras, solo debes estar atento….

*********

Esta historia aún no termina….

 

Aún me falta algo que contarte….

 

ESTA HISTORIA ES REAL….  Solo le cambié el nombre del protagonista. 

 

La primera mariposa azul, el río, el caballo, la Mariposa Blanca revoloteando y luego posándose en la camisa de aquella persona por varios minutos.

 

A continuación te comparto las fotos de la Mariposa Blanca:

 

La primera foto salió enfocando el suelo ya que el protagonista siendo diestro la tuvo que tomar con su mano izquierda, moviéndose con lentitud y sumo cuidado.

mariposa 1 rokmariposa 2 cercamariposa 3 cerca

Con  cariño.  Ian  Salvatore

1. Para leer la siguiente reflexión «Clic Aquí«

***

2- Si Desea puede suscribirse gratuitamente para recibir en su email las nuevas publicaciones del blog, tan solo escriba su email en el siguiente recuadro 

***


3. Más abajo en esta página puede:

-Compartir esta reflexión con sus amigos…. por whatsapp, facebook o por email etc

-Dejar  un comentario…

***

4. Para contactar al autor: 

ian.salvatore@yahoo.com

***

5. Para ver la lista de todas las reflexiones y entradas de este blog …Clic Aquí

 

 

4 comentarios

  1. A mí me pasó algo parecido pero fue en la sala de mi casa apareció una mariposa chiquita cuando más triste estaba pensando en mi madre que murió hace cinco años

  2. Perdi um ser amado en minutos de descuido y falta de acierto en decisiones. Rogue a Dios por que se salvara y volviera. No volvio, se fue y es profundo el dolor. Me culpe y culpe a Dios, pero en mis adentros comprendi que tengo que soltar mis resentimientos y comprender mas. Aceptar que Dios no es responsable. Soy yo por mis fallas. Comprender y aumentar mi fe y barrer de mi alma las dudas, el miedo y las disculpas que me invento. Volverme transparente y agradecer a Dios por permitirme vivir este momento. Gracias Dios y perfoname por dudar de ti y perdoname por dudar de mi.

    • Hola Marco, gracias por compartir su historia…. A nivel humano es una experiencia de gran dolor acompañada de culpa y arrepentimiento.
      Está bien dudar de Dios y hasta pelear con él, a todos nos pasa. De este inmenso dolor usted seguro va a salir crecido y transformado, permita a su alma aprender y trascender, poco a poco reconquiste su paz interior. El perdón a uno mismo es un acto de amor puro y sublime… Mucho ánimo en su caminar… Y algun día, pienso yo, que su alma ya no escribirá «perdí un ser amado» en realidad no los perdemos, el amor sigue vivo…. Un fuerte abrazo de Ian Salvatore.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s